El Cid da una vuelta al ruedo en su despedida de Málaga

El Cid ha sido el único torero que ha logrado dar una vuelta al ruedo en la tercera de la feria de Málaga, una corrida que pudo tener mejor balance de no ser por los destemplados aceros. Tanto Cid como Curro Díaz dejaron constancia de la calidad de su toreo pero no alcanzaron el triunfo por la espada. Galdós estuvo meritorio en su primero. 

COMENTARIO:

Curro Díaz dejó algunos lances en el primero de la tarde, un toro que comenzó embistiendo con brusquedad. El linarense firmó un bonito comienzo de faena con muletazos de mucho sabor. Con la derecha aplicó temple a la brusquedad del toro y corrió bien la mano. Sobresalió la tercera serie, más relajada y encajada, y también la última por ese lado derecho. Fue una faena con momentos de calidad que emborronó con la espada.

Buenos momentos también de Curro Díaz con el capote en el cuarto de la tarde. El toro apretó en la brega y embistió brusco y rebrincado en la muleta, buscando el amparo de las tablas. Curro se empleó con él y, muy dispuesto, logró arrancarle muletazos por el lado derecho aguantando las tarascadas de su enemigo. Mató de pinchazo y estocada.

El Cid, que fue recibido con una cariñosa ovación del público de Málaga en su despedida de esta plaza, dio buenos lances ganando terreno en el recibo de capa al segundo toro. En banderillas se lució Curro Robles, que fue ovacionado, y El Cid comenzó la faena dando distancia al toro. Fue más redonda la segunda serie con la derecha y también tuvo compostura la tercera. Pero el toro fue a menos, de modo que cuando cogió la mano izquierda ya no pasaba. Insistió hasta apurar todas las embestidas y falló con la espada.

El quinto fue un toro de El Ventorrillo que no se empleó demasiado en el capote. Lipi se lució con las banderillas y el toro quedó sin fijeza, obligando al torero de Salteras a hacer un esfuerzo para meterlo en la muleta. Lo logró a base de dejar el engaño en la cara y someter a base de bajar la mano en tres series diestras y una al natural. A base de jugársela, consiguió que el toro se templara y los mejores momentos llegaron al final de una faena en la que no faltó la entrega, con dos series con la derecha muy compactas. Mató de estocada y descabello y dio la vuelta al ruedo.

El tercero fue un toro noble al que Joaquín Galdós entendió bien con la derecha, ligando buenas series. También este de Lagunajanda se vino a menos, limitando la labor del torero, que estuvo por encima de su oponente sacando todo el partido en una faena de mérito. Mató de estocada.

El sexto fue un toro muy soso, sin entrega ni clase, que no permitió el más mínimo lucimiento. Galdós lo intentó pero el toro no se prestaba a nada y tuvo que abreviar e irse a por la espada.

FICHA: 

Se lidiaron cinco toros de Lagunajanda y uno -quinto- de El Ventorrillo, bien presentados y de juego desigual

Curro Díaz, ovación y silencio.
El Cid, silencio y vuelta al ruedo.
Joaquín Galdós, ovación y silencio.

Saludaron en banderillas Curro Robles, Chacón y Lipi.

Andrés Romero corta dos orejas y Ventura, una en la de rejones

Sergio Galán se fue de vacío en un festejo en el que hubo rejoneo de alto nivel

La corrida de rejones tuvo contenidos de alto nivel y dejó satisfechos a los aficionados al toreo a caballo que acudieron a la Malagueta esta tarde. El triunfador resultó ser Andrés Romero, que cortó una oreja de cada uno de sus toros después de dos actuaciones vibrantes y con buen toreo. Ventura también rayó a gran altura sin rematar adecuadamente con los aceros y Sergio Galán se fue de vacío pero estuvo a buen nivel.

COMENTARIO:

Sergio Galán paró al primero de la tarde con Amuleto, con el que clavó dos rejones de castigo. En banderillas se lució con Embroque, con el que puso tres palos templando bien de costado. Completó la entonada faena con Titán, clavando y adornándose con piruetas y puso cortas muy ligadas con Óleo.

El cuarto de la tarde salió muy distraído y buscó pronto el amparo de las tablas en la zona de chiqueros. Galán sacó a Ojeda en banderillas y se empleó para sacar partido de la mansedumbre de su oponente. Lo hizo con oficio y buen sentido de la lidia, clavando tres buenas banderillas. También brilló con Bambino con el toro pegado a tablas y puso un gran par a dos manos como colofón a una actuación de mucho mérito que remató bien con el rejón de muerte.

Diego Ventura se empleó para fijar al segundo de la tarde, que tuvo salida de manso buscando constantemente las tablas. Lo hizo con el caballo Joselito, clavando un solo rejón de castigo. La faena tuvo su cumbre en las galopadas de costado con Nazarí, con el que puso tres buenos palos. Destacaron también los quiebros con Lío y las cortas al violín con Remate. Mató de rejón defectuoso y descabello y se quedó sin premio.

Ventura paró al quinto con Campina y comenzó la faena con Fino dejando dos quiebros espectaculares y de gran ajuste. Siguió subiendo el tono con Bronce, con el que se dobló muy bien, citando de rodillas para poner dos palos excelentes. El último golpe de efecto lo dio con Dólar quitándole la cabezada y clavando un gran par a dos manos que puso la plaza en pie. Dos cortas con Prestigio precedieron a un rejonazo entero que necesitó de un descabello, lo que le privó del doble trofeo. El premio quedó en una oreja.

Andrés Romero también optó por clavar un solo rejón de castigo al tercer toro. Comenzó en banderillas con Caimán poniendo dos palos y subió el tono con Guajiro, con el que clavó con mucho ajuste y se adornó con piruetas, la última de ellas tan apretada que el toro alcanzó al caballo por detrás sin consecuencias. También se ajustó mucho al matar cerca de las tablas y dejó un rejón de rápido efecto, logrando la primera oreja de la tarde.

Al sexto lo paró con Hidalgo templando bien y clavando un solo rejón. En banderillas se ajustó en los embroques con Fuente Rey en tres palos de bella ejecución. Tardó en cambiar de caballo, cortando esta circunstancia el ritmo de la faena, y sacó a Guajiro, sobresaliendo el par que puso citando pegado a las tablas. Puso cortas con Chamán y mató de nuevo de rejonazo, sumando una nueva oreja, aunque el público pidió con fuerza el segundo trofeo.

FICHA: 

Se lidiaron toros de Luis Terrón, bien presentados y de juego desigual.

Sergio Galán, aplausos tras aviso y ovación.
Diego Ventura, ovación y oreja.
Andrés Romero, oreja y oreja con petición de la segunda.

Ponce y Morante dan una vuelta al ruedo en la reinauguración de La Malagueta

Entrega del valenciano y calidad y arrebato del sevillano en tarde de detalles de Javier Conde

Enrique Ponce y Morante de la Puebla estuvieron muy cerca del triunfo en la corrida de la reinauguración de la plaza de toros de Málaga. Ambos se tuvieron que conformar con dar la vuelta al ruedo, el valenciano después de una faena de gran entrega al cuarto y Morante después de la obra más rematada y artística de la tarde en el quinto que el presidente se negó a premiar con una oreja. También Conde dejó detalles de paladar en una tarde que mereció un mejor balance.

COMENTARIO:

La corrida dio comienzo después de que el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, descubrieran un azulejo conmemorativo de la reinauguración de la Malagueta después de la importante reforma a la que ha sido sometida. También estuvieron presentes el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el empresario de La Malagueta, José Carlos Escribano.

Enrique Ponce dio buenos lances a la verónica al primer toro de la tarde, haciéndolo romper. El de Juan Pedro fue medido en el caballo y Ponce inició la faena con bonitos muletazos ganando terreno. Hubo dos series por la derecha de buena factura pero el toro empezó a quedarse. Al natural apenas tuvo recorrido, por lo que la faena se basó en el derecho. Ponce fue superior al toro y sacó todo el partido. Mató de estocada desprendida y fue ovacionado.

Ponce dio algún lance suelto al cuarto, toro al que cuidó en el caballo. Volvió a brindar al público y se dedicó a meter en la muleta a un animal que parecía remiso. El toro se revolvía y no fue fácil la papeleta la que planteó a Ponce, que tiró de raza para superar la prueba. Esfuerzo loable del torero que fue reconocido por el público. La fase final de la faena, con un serio arrimón, puso a parte de la plaza en pie. Mató de pinchazo hondo y dio la vuelta al ruedo.

Javier Conde robó algunos lances por el lado derecho al primero de su lote. El toro recibió contundente castigo en varas. Conde comenzó la faena con airosos muletazos por alto con mucho sabor. La primera serie con la derecha tuvo compostura con un toro que tendía a defenderse. Por ese pitón se sintió más a gusto hasta que el toro se apagó de pronto. Pinchó varias veces y tuvo que descabellar.

Conde salió inspirado con el capote en el quinto, toreando con empaque a la verónica y realizando un buen quite por chicuelinas después del primer puyazo. Brindó al público y comenzó la faena citando de largo y ligando una primera serie de gran compostura. A partir de ahí el toro se aplomó más y la faena bajó de tono aunque la disposición del torero malagueño fue buena durante toda la faena. Mató de media que fue suficiente. El público le dedicó una fuerte ovación.

El tercero de la tarde se emplazó de salida y manseó, de modo que Morante no tuvo materia prima para lucirse de capa. Tampoco le gustó a Morante el toro en la muleta y después de tantearlo con algunos muletazos con cierta compostura optó por abreviar.

En el sexto dejó lances estimables de salida. La faena la comenzó con bonitos ayudados por alto junto a las tablas. Después Morante se fue a los medios y logró caldear el ambiente con la zurda, dibujando muletazos de precioso trazo. Hubo un par de series más por ese lado, componiendo una faena de mérito en la que entendió bien a un toro que pesaba en la muleta. Hubo chispazos de la genialidad del torero de La Puebla que tuvieron eco en los tendidos. Mató al segundo intento pero de estocada fulminante, por lo que el público pidió con fuerza una oreja que el palco se negó a conceder. Morante dio la vuelta al ruedo.

FICHA: 

Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados y de juego desigual.

Enrique Ponce, ovación y vuelta al ruedo.
Javier Conde, silencio y ovación.
Morante de la Puebla, silencio y vuelta tras petición.

Saludaron en banderillas Jocho y Jaime Padilla.

Pablo Hermoso y Lea Vicens cortan una oreja en el cierre de la Feria de Málaga

Guillermo Hermoso de Mendoza mostró buen nivel pero se fue de vacío

Pablo Hermoso de Mendoza y Lea Vicens han sido los triunfadores del festejo de rejones que esta tarde ha cerrado la Feria de Málaga. Ambos cortaron dos orejas e incluso a la rejoneadora francesa el palco le negó una segunda que el público reclamó. Guillermo Hermoso de Mendoza, aún sin cortar orejas, mostró un buen nivel.

COMENTARIO:

Pablo Hermoso paró templado al primero de la tarde con Alquimista. En banderillas brilló en las galopadas de costado con Berlín, recortando y metiéndose por los adentros. Con él clavó de frente y se adornó haciendo la ‘hermosina’. Completó el tercio con Januká adornándose con piruetas a la salida del par. Puso cortas con Hiato y mató de rejón certero. Oreja.

Al segundo de su lote lo recibió con Manizales y le puso un solo rejón de castigo. En banderillas comenzó con Extraño, que momentos antes había sacado su hijo, y con el que no logró calentar el ambiente por falta de colaboración del toro. Sí lo hizo Dalí clavando de frente con un toro ya muy aplomado. Las cortas las puso con Bacano y pinchó en dos ocasiones, por lo que no pudo aumentar su triunfo.

Lea Vicens paró a su primer toro con Bach y comenzó en banderillas con Bético, con el que puso tres palos, el último de ellos al violín y galopó con temple de costado. Con Bazuca puso una banderilla más y cortas con Greco. Mató de rejón y descabello y dio vuelta al ruedo.

Lea templó muy bien con Guitarra al quinto después de clavar un rejón de castigo. Siguió templada con Gacela, batiendo bien en dos banderillas. Con Diluvio llegó a los tendidos en dos palos yendo de frente y templando mucho a la salida. Concluyó la faena con Deseado poniendo una buena banderilla y dos cortas. Mató de rejón efectivo y le fue concedida una oreja aunque le pidieron las dos.

Guillermo Hermoso de Mendoza paró al tercero con Napoleón. Su actuación en banderillas fue vibrante con Extraño, con el que batió muy bien y galopó de costado. Pero lo mejor llegó con Ícaro y su forma de torear doblándose y reuniéndose mucho con el novillo. Puso cortas con Pirata, sufriendo algún apuro cuando quiso clavar a dos manos. El rejón de muerte quedó trasero y después pinchó perdiendo un probable triunfo. Fue ovacionado.

Hermoso júnior toreó de salida al sexto novillo con Barrabás y después se lució en banderillas con Disparate, templando mucho dejando tres palos buenos a pesar de que el novillo estaba bastante rajado. De nuevo montó a Pirata para las cortas, poniendo esta vez sí un buen par a dos manos. Merecía el triunfo pero tuvo que descabellar y lo perdió.

FICHA: 

Se lidiaron toros de Fermín Bohórquez, bien presentados y de juego desigual.

Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y silencio.
Lea Vicens, vuelta al ruedo y oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo.
Guillermo Hermoso de Mendoza, ovación y ovación tras aviso.

Ponce y Roca Rey dan una gran tarde y cortan tres orejas cada uno en la Malagueta

[us_separator]

Buena corrida de Juan Pedro con un toro premiado con la vuelta al ruedo

Enrique Ponce y Roca Rey fueron los grandes protagonistas del penúltimo festejo de la feria de Málaga al cortar tres orejas cada uno. Ambos brindaron una gran tarde de toros a la afición malagueña, que casi llenó el coso de la Malagueta y disfrutó de toreo de muy altos vuelos en una corrida muy completa en la que un toro de Juan Pedro Domecq -el cuarto- fue premiado con la vuelta al ruedo.

COMENTARIO:

Ponce no se pudo lucir de capa en el primero de la tarde debido a la falta de fuerza del toro, que fue devuelto. Salió el sobrero de La Palmosilla y se inutilizó al entrar por primera vez al caballo. Tuvo que ser apuntillado y salió el segundo sobrero, también de Palmosilla, al que toreó de capa con facilidad. El toro fue cuidado en el caballo y la brega y Ponce comenzó la faena toreando por alto y ligó por la derecha a pesar de que el toro no humillaba. Le dio dos series de mérito por ese lado y cambió a la zurda, por donde llegaron naturales largos con el toro más apagado ya. Lo apuró en otra serie más por ese lado y le atacó más con la derecha para obligarlo a embestir. Esa última serie conectó más y marcó el final de faena.

Al quinto lo toreó bien a la verónica. El toro derribó en el caballo. La faena la inició Ponce doblándose con autoridad y calidad y rematando con un cambio de mano excelente. La primera serie fue vertical y ligada, igual que la segunda, en la que dejó la muleta puesta para obligarlo a repetir. También al natural lo ligó en una primera serie y después hizo el cartucho como introducción a una serie cumbre citando con la muleta vuelta. El final toreando con la rodilla flexionada fue un epílogo de lujo, dominador y estético. Mató de estocada y le concedieron las dos orejas. El toro también fue premiado con la vuelta al ruedo.

Manzanares no lució con el capote en el segundo de la tarde, toro justo de fuerza. En la muleta el ‘juampedro’ embistió con la cara alta y fue algo mirón. Manzanares lo templó bien con la zurda y le cogió bien la altura. Eso fue clave con animal al que le faltó fijeza y puso al torero en más de un apuro. Mató al segundo intento y fue silenciado.

Manzanares comenzó entonado con la derecha la faena al quinto, toreando templado en dos series con la derecha. También al natural logró buenos momentos, pero fue cuando volvió a la derecha cuando subió de nuevo el tono, que supo mantener hasta el final reuniendo méritos para el triunfo. Mató en la suerte de recibir y la espada quedó contraria.

Roca Rey recibió al tercero con buenos lances que fueron jaleados. El toro fue muy medido en el caballo y Roca le hizo un quite por chicuelinas. Comenzó la faena con estatuarios sin apenas tocar con los que ya conectó con el tendido. La segunda serie con la derecha fue templada, mandona y de mano muy baja. Siguió otra más por ese lado y cambió a la zurda para dar una gran serie de cinco muletazos largos y bien rematados más el de pecho. Un par cambiado por la espalda precedió a otra serie de naturales y a circulares que remataron la faena. Manoletinas finales y media efectiva pusieron en su mano las dos orejas.

En el sexto hubo rivalidad en quites: Ponce usó su turno para torear por chicuelinas y Roca replicó con un quite variado. El joven diestro peruano brindó a Victoria Federica, hija de la Infanta Elena, y apostó fuerte desde el principio, aunque un toro soso no le ayudó demasiado. Lo puso todo de su parte el peruano y logró dar series por ambos pitones bajando la mano y aprovechando muy bien al de Parladé. El final de faena fue en terreno de cercanía, completando una labor de gran mérito que le llevó a aumentar su triunfo con una oreja más.

FICHA: 

Se lidiaron cuatro toros de Juan Pedro Domecq, uno de Parladé -sexto-, y un sobrero de La Palmosilla -primero-, bien presentados y que dieron juego los titulares. El cuarto fue premiado con la vuelta al ruedo.

Enrique Ponce, oreja y dos orejas.
José Mari Manzanares, silencio y ovación.
Roca Rey, dos orejas y oreja.

Saludaron Viruta, Suso, Juan José Domínguez y Francisco Algaba en banderillas.

[us_grid img_size=»medium» post_type=»attachment» items_quantity=»» images=»18602,18603,18604,18605,18606,18607,18608,18609,18610,18611,18612,18613,18614,18615,18616,18617″ type=»masonry» orderby=»post__in» items_gap=»4px» columns=»6″ items_layout=»gallery_default» overriding_link=»popup_post_image» breakpoint_1_cols=»6″ breakpoint_2_width=»768px» breakpoint_3_width=»480px» breakpoint_2_cols=»4″ breakpoint_3_cols=»2″]

Padilla corta una oreja y Fortes da dos vueltas al ruedo

[us_separator]

Protagonizaron los mejores momentos de una tarde en la que la cruz fue para Talavante

Juan José Padilla triunfó en la tarde de su despedida de la Plaza de Málaga. Cortó una oreja en el cuarto, que pudieron ser dos de no negarse el palco a conceder a segunda. El jerezano puso entrega durante toda su actuación, mientras que Fortes toreó con calidad en sus dos toros, rozando también el triunfo en ambos. Al final dio dos vueltas al ruedo. El peor parado fue Talavante, que no tuvo suerte con su lote y estuvo muy mal con la espada.

COMENTARIO:

Juan José Padilla, que fue recibido con una fuerte ovación por el público de la Malagueta al ser la de hoy su última tarde en esta plaza, dio lances estimables en el recibo de capa al primero. Sacó el toro a los medios doblándose y ligó con la derecha dos series que entonaron el ambiente. Con la izquierda llegaron los mejores momentos de la faena en dos series templadas. Terminó con manoletinas y desplantes de rodillas y mató de pinchazo y estocada. El puntillero levantó al toro y le privó del triunfo. Dio la vuelta al ruedo.

Al cuarto lo recibió con largas cambiadas en el tercio y se lució en banderillas, destacando el último par al violín. Comenzó de forma vibrante la faena, de rodillas y poniendo toda la carne en el asador. Las siguientes series con la derecha fueron ligadas y tuvieron compostura. Bajó algo la intensidad con la zurda y recuperó el tono de nuevo con la derecha. Desplantes finales le sirvieron para calentar antes de volcarse en la estocada. El público pidió con fuerza las dos orejas, pero el palco redujo el premio a una sola. Padilla tuvo que dar dos vueltas al ruedo.

Talavante recibió al segundo con un farol y algunos lances sueltos. Con la muleta se llevó una seria colada nada más iniciar faena con la derecha. Cambió a la zurda y templó a un animal al que le costaba romper de verdad. De este modo logró hilvanar un par de series al natural en las que hubo compostura y buen trazo. Estuvo mal con la espada.

Brindó al público su faena al quinto y comenzó ligando con facilidad series por ambos pitones, con mayor brillantez por el lado derecho. El toro se vino a menos y el torero estuvo por encima en todo momento pero sin poder emocionar al tendido. De nuevo falló reiteradamente con la espada y provocó el enfado del público.

Muy bien Fortes con el capote en el tercero, primero a la verónica y después intercalando chicuelinas. Cerró con media de rodillas. También bordó el toreo a la verónica en el quite y comenzó la faena toreando muy templado en redondo de rodillas en los medios. Con la derecha imprimió calidad a las series que siguieron. También al natural firmó buenos momentos. En el tramo final de faena dio un circular completo con la zurda antes de adornarse con torería por abajo. Falló con la espada, siendo tropezado -sin consecuencias- en el primer encuentro. Esto le privó del triunfo.

Fortes volvió a brillar con el capote tanto en las verónicas iniciales como en el templado galleo por chicuelinas con el que puso al sexto en suerte. Después quitó muy bien por delantales. El toro se rajó ya en el tercio de banderillas, pero el malagueño supo sujetarlo dejando la muleta puesta y así ligó dos series buenas con la derecha. Supo aprovechar la posterior huida del toro para arrancarle pases pegado a las tablas y sumó méritos para tocar pelo, pero la espada jugó una mala pasada y se tuvo que conformar con la vuelta al ruedo.

FICHA: 

Se lidiaron seis toros de Nuñez del Cuvillo, bien presentados. Destacaron primero, tercero y cuarto.

Juan Jose Padilla, vuelta al ruedo tras aviso y oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo.
Talavante, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos.
Fortes, vuelta al ruedo y vuelta al ruedo.

Saludó en banderillas Juan Jose Trujillo.

[us_grid img_size=»medium» post_type=»attachment» items_quantity=»» images=»18570,18571,18572,18573,18574,18575,18576,18577,18578,18579,18580,18581,18582,18583″ type=»masonry» orderby=»post__in» items_gap=»4px» columns=»6″ items_layout=»gallery_default» overriding_link=»popup_post_image» breakpoint_1_cols=»6″ breakpoint_2_width=»768px» breakpoint_3_width=»480px» breakpoint_2_cols=»4″ breakpoint_3_cols=»2″]

Diego Ventura corta una oreja y Ponce roza el triunfo

[us_separator]

Ambos estuvieron a gran nivel en la quinta del abono malagueño

Diego Ventura cortó la única oreja de la tarde, premio que pudo multiplicar en el segundo de su lote si no falla con el acero. También la espada apartó del triunfo a Ponce, que se entregó toda la tarde, destacando la importante faena que hizo al quinto. El Juli quedó inédito en sus dos toros, animales con complicaciones que no permitieron el lucimiento del madrileño.

COMENTARIO:

El primero de rejones salió dormido y Ventura clavó un solo rejón de castigo. En banderillas toreó templado con Nazarí en galopadas de costado que encelaron al toro. Puso tres palos y cambió a Lío, con el que clavó al quiebro de forma espectacular. Concluyó con Remate poniendo banderillas al violín. Mató de rejón desprendido y cortó la primera oreja de la tarde.

Ventura recibió al cuarto con la garrocha en la puerta chiqueros, pero el toro salió suelto y deslució la suerte. En banderillas comenzó con Fino encelando al toro en galopadas de costado y metiéndose por dentro en ajustados recortes. Lo hizo todo Ventura clavando tres banderillas de mucho mérito. Remató la faena con Bronce, enardeció con las levadas de Quilla y puso la plaza en pie con Dólar clavando un par a dos manos sin cabezada. Tenía un importante triunfo en la mano pero lo perdió con el acero, teniendo que descabellar varias veces pie a tierra.

Ponce primero fijó en el capote al toro de El Vellosino y después se templó a la verónica, cerrando con una buena media. El toro recibió contundente castigo en la primera vara y quedó soso y algo rajado para la muleta. El valenciano brindó a Estrella Morente y Javier Conde y ligó con naturalidad y facilidad la primera serie. En la segunda se gustó más, con verticalidad y temple. El toro tendía a claudicar, por lo que Ponce aplicó suavidad. Hubo un desarme inoportuno que rompió el ritmo de faena pero Ponce volvió a templarse al natural en una serie completa muy bien rematada. Apuró las últimas embestidas con derechazos largos y mató de metisaca, pinchazo en una banderilla y estocada baja.

Ponce dio algunos lances al quinto, un toro de La Palmosilla que fue bien picado por Jose Palomares. Brindó al público y empezó a ligar a pesar de que el toro no humillaba. No le ayudó el de Palmosilla pero el torero terminó por imponerse y meterlo en la muleta en una labor de esfuerzo que tuvo mucha importancia. A base de dejarle el engaño en la cara ligó series de mérito pegado a las tablas que calentaron los tendidos. Solo el fallo con la espada le privó de un triunfo merecido.

El tercero, de La Palmosilla no se empleó en el capote y El Juli no pudo lucirse en este tercio. Comenzó la faena doblándose con mando y el toro embistió sin entrega y mal estilo en la muleta. Juli lo probó por ambos pitones sin poder ofrecer nada lucido al público malagueño. No estuvo fino con los aceros.

El último de la tarde apretó al Juli de salida poniéndolo en apuros hasta el punto de que tuvo que tomar el olivo. A la muleta llegó este toro embistiendo descompuesto por el lado derecho y acordándose por el izquierdo. El Juli lo intentó pero no pudo lograr nada destacado, provocando el enfado del público.

FICHA: 

Se lidiaron dos toros para rejones de Guiomar, y dos de El Vellosino y dos de La Palmosilla para lidia a pie, de escaso juego en líneas generales.

Diego Ventura, oreja y ovación tras petición.
Enrique Ponce, ovación y ovación tras petición.
El Juli, silencio y silencio tras aviso.

La tarde comenzó con la entrega del Capote de Paseo a Enrique Ponce como autor de la mejor faena de la Feria de Málaga 2017 de manos del alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre.

[us_grid img_size=»medium» post_type=»attachment» items_quantity=»» images=»18543,18544,18545,18546,18547,18548,18549,18550,18551,18552″ type=»masonry» orderby=»post__in» items_gap=»4px» columns=»6″ items_layout=»gallery_default» overriding_link=»popup_post_image» breakpoint_1_cols=»6″ breakpoint_2_width=»768px» breakpoint_3_width=»480px» breakpoint_2_cols=»4″ breakpoint_3_cols=»2″]

López Simón corta dos orejas en la segunda corrida del Desafío Taurino

[us_separator]

El madrileño hizo lo más destacado, aunque también Marín rozó el triunfo

Alberto López Simón fue el triunfador de la tarde en Málaga al cortar una oreja de cada uno de sus toros. Hizo lo más destacado en esta segunda entrega del Desafío Taurino Ciudad de Málaga, en la que también sobresalió y rozó el triunfo Ginés Marín, que dio una vuelta al ruedo en el tercero. El Fandi estuvo entregado toda la tarde pero no logró triunfar.

COMENTARIO:

Fandi se lució en banderillas en el primero de la tarde, sobresaliendo el tercer par al violín. Comenzó la faena de rodillas pero el astado, de Toros de La Plata, se afligió pronto. Aplicó temple Fandi y logró una primera serie diestra. Tras intentarlo con la zurda desistió y se fue a por la espada para matar de pinchazo, estocada y descabello.

El Fandi toreó bien de capa al cuarto, primero a la verónica y rematando a una mano. Hizo un quite por navarras y volvió a brillar con los palos, destacando de nuevo al violín. Con la muleta puso entrega y oficio al servicio de un toro al que le costaba romper. Fue superior pero pinchó. Ovación.

Lopez Simón recibió con verónicas templadas al segundo, un toro al que le faltó fondo en la muleta y que no transmitió. El madrileño estuvo templado y dispuesto, intentando aportar lo que el toro no tenía. Por el lado izquierdo se le coló pero se sobrepuso y le arrancó una serie. Finalmente el toro le alcanzó cuando le hacía el péndulo y volvió a la cara con raza. Mató de estocada y cortó la primera oreja de la tarde.

En el quinto comenzó la faena con ayudados por alto pero el toro resultó estar medido de fuerza. Fue una pena porque López Simón dibujaba bien el toreo pero el toro lo deslucía perdiendo las manos. Cuando logró afianzarlo dio una buena serie con la derecha y siguió entonado con un buen toro al que le faltó poder. El final de faena encajado y firme fue lo mejor. Mató de estocada y cortó otra oreja.

Ginés Marín toreó bien a la verónica al tercero. También firmó un bonito comienzo de faena para luego administrar bien la noble embestida del de Santiago Domecq. A pesar de ello y de hacerlo todo a favor, el animal se vino abajo pronto. Marín se empleó para sacar partido y logró series de mérito por ambos pitones. Concluyó la faena con manoletinas y mató de estocada. Hubo petición de oreja, trofeo que la presidencia no concedió.

Bien a la verónica Marín en el sexto, rematando con buena media. Con la muleta intentó paliar la falta de clase de su enemigo, que mientras el torero intentaba componer él llevaba la cara por las nubes. Valiente y entregado, estuvo muy por encima de su enemigo en una labor importante que remató de buena estocada.

RESULTADO DEL DESAFÍO

Caballo: Deseado.
Picador: Pedro Iturralde.
Banderillas: Antonio Chacón.
Lidiador: Víctor Hugo Saugar.
Estocada: José Garrido.
Toro: Farándula, de Lagunajanda. N 40 lidiado por José Garrido.

FICHA: 

Se lidiaron cinco toros de Santiago Domecq y uno -primero- de toros de La Plata, bien presentados y de juego desigual. Destacó la nobleza y clase del quinto.

El Fandi, silencio y ovación.
Lopez Simón, oreja y oreja tras aviso.
Ginés Marín, vuelta tras aviso y silencio.

[us_grid img_size=»medium» post_type=»attachment» items_quantity=»» images=»18518,18519,18520,18521,18522,18523,18524,18525,18526,18527,18528″ type=»masonry» orderby=»post__in» items_gap=»4px» columns=»6″ items_layout=»gallery_default» overriding_link=»popup_post_image» breakpoint_1_cols=»6″ breakpoint_2_width=»768px» breakpoint_3_width=»480px» breakpoint_2_cols=»4″ breakpoint_3_cols=»2″]

Sebastián Castella corta una oreja en la ‘picassiana’

[us_separator]

Perera rozó el triunfo y también Ferrera dejó detalles a lo largo de la tarde

Sebastián Castella fue el triunfador de la Corrida Picassiana celebrada esta tarde en la plaza de toros de La Malagueta, donde Perera se acercó mucho al triunfo en sus dos toros y Antonio Ferrera dejó detalles y momentos destacados. Fue una tarde de mucho interés y diferente a todas por la escenografía que la rodeó, con la obra de Loren decorando el coso malagueño.

COMENTARIO:

Antonio Ferrera toreó con temple y compostura a la verónica al toro que abrió plaza, provocando la primera ovación de la tarde. También hubo torería en el inicio de faena y las primeras series diestras. Posteriormente ligó al natural imprimiendo una gran quietud y seguridad a todo lo que hizo. El final de faena tuvo intensidad en terreno de cercanías. Tenía el triunfo en la mano pero mató de metisaca y estocada y aunque hubo petición no le fue concedida la oreja.

También se empleó Ferrera con el capote en el cuarto, un toro que planteó problemas en los primeros tercios. Brindó Ferrera a Finito de Cordoba y se encontró con un animal rajado que no quería embestir. Le obligó a hacerlo a base de insistencia y buena técnica y aunque la faena no pudo ser lucida, sí tuvo mérito. El toro acabó rajado por completo.

El segundo se coló en el capote y Sebastián Castella no pudo lucir en este tercio. Comenzó la faena sentado en el estribo, pero el toro manifestó falta de fuerza. Castella lo templó tratando de corregir la tendencia del animal a puntear y defenderse. Insistió el torero hasta sacarle meritorios naturales en la fase final de la faena. Pinchó y fue silenciado.

Castella lanceó ganando terreno al sexto. Espectacular y ajustado fue el inicio de faena con tres pases cambiados por la espalda. Después estuvo templado y firme con otro toro exigente en la muleta. Logró limar asperezas y terminó dominando, sobresaliendo la fase final de la faena en terreno de cercanía. Importante Castella en este toro, mató de estocada y cortó una oreja.

Miguel Ángel Perera dejó varios lances estimables en el tercero. Javier Ambel y Guillermo Barbero protagonizaron un gran tercio de banderillas. Perera comenzó la faena en los medios, dando distancia al toro y enseguida ligó con profundidad y mando. Fueron tres series diestras de mano baja. Por el lado izquierdo el toro tuvo más complicación y cuando volvió a la derecha subió el tono de la faena con toreo templado y ligado. Una estocada baja le apartó del triunfo.

Perera templó mucho a la verónica en el sexto. Curro Javier se lució en banderillas y Ambel en la brega. Apostó fuerte desde el principio, iniciando la faena con una rodilla en tierra. Cuando toreó en redondo aplicó temple y suavidad a la embestida del de Fuente Ymbro y consiguió ligar dos series limpias y de buen trazo. Al natural dejó dos muletazos larguísimos y lentos antes de que el animal se acobardara y se parara. Mató de pinchazo y estocada y hubo petición de oreja que el otospresidente no atendió.

 

Fotos: Sara de la Fuente

FICHA: 

Se lidiaron toros de Fuente Ymbro, bien presentados y de juego desigual. Sobresalieron primero, tercero y sexto.

Antonio Ferrera, vuelta tras petición y ovación tras aviso.
Sebastián Castella, silencio tras aviso y oreja.
Miguel Ángel Perera, ovación y ovación tras petición.

Saludaron en banderillas José Chacón, Vicente Herrera, Javier Ambel, Guillermo Barbero y Curro Javier.

[us_grid img_size=»medium» post_type=»attachment» items_quantity=»» images=»18492,18493,18494,18495,18496,18497,18498,18499,18500,18501,18502″ type=»masonry» orderby=»post__in» items_gap=»4px» columns=»6″ items_layout=»gallery_default» overriding_link=»popup_post_image» breakpoint_1_cols=»6″ breakpoint_2_width=»768px» breakpoint_3_width=»480px» breakpoint_2_cols=»4″ breakpoint_3_cols=»2″]

Lavado corta una oreja en la novillada de feria

[us_separator]

Curro Márquez fue ovacionado en sus dos novillos y resultó herido

José Antonio Lavado ha sido el triunfador de la novillada de abono celebrada esta tarde en Málaga al cortar una oreja al quinto de la tarde, el mejor novillo de los del hierro de Ordóñez lidiados en la Malagueta. También fue ovacionado en su lote Curro Márquez, que al finalizar su actuación pasó a la enfermería, donde se le descubrió una cornada de diez centímetros. Corruco chico se fue de vacío.

COMENTARIO:

Curro Márquez recibió al primero con una larga cambiada. El novillo se rajó en el tercio de banderillas y Márquez le plantó cara con la derecha, logrando hilvanar una serie. También al natural se mostró dispuesto y ligó un par de series meritorias. Sacó partido de su oponente y se adornó con buen gusto en el final de faena. Resultó cogido de forma espectacular al entrar a matar, dejando una estocada. Ovación.

Curro Márquez no pudo lucirse con el capote en el cuarto. También resultó áspero el novillo en la muleta, quedándose corto y reponiendo. Cuando se decidió a atacar más a su enemigo fue desarmado. Lo mató de media fulminante y fue ovacionado.

José Antonio Lavado dejó buenos lances por el lado izquierdo y remató con buena media. El novillo salió suelto y corretón del caballo y Lavado intentó sujetarlo en la muleta, ligando alguna serie por el pitón derecho. Cuando cogió la zurda el animal ya se rajó por completo, teniendo que dar por concluida la faena.

De nuevo mostró su buen hacer con el capote en el quinto. El novillo derribó al caballo de picar y Lavado comenzó la faena de muleta de rodillas. El novillo tuvo más nobleza que sus hermanos y el joven diestro lo aprovechó en series diestras que resultaron templadas. También se lució al natural gracias a la buena embestida del de Ordóñez. Terminó con buenos ayudados por alto y mató de estocada. El puntillero levantó dos veces al novillo pero el público pidió la oreja, que la presidenta concedió.

El tercero no permitió a Corruco lucirse con el capote. Puso banderillas, destacando el tercer par. Comenzó la faena por el lado derecho y sufrió dos coladas con las que el novillo avisó. Cambió a la zurda pero tampoco logró que la faena remontara por ese lado con un astado cada vez más parado. Mató de estocada delantera.

Corruco chico recibió por chicuelinas al sexto. En este no cogió los palos y tampoco brilló con la muleta, parándose mucho el novillo. Lo intentó sin resultado y dejó una buena estocada.

FICHA: 

Se lidiaron cinco novillos de Antonio Ordoñez y uno -sexto- de Toros de la Plata, bien presentados y de variado comportamiento. Destacó el noble quinto.

Curro Márquez, ovación y ovación.
José Antonio Lavado, ovación y oreja.
Corruco chico, palmas y silencio.

Parte médico: Curro Márquez fue atendido en la enfermería de «incisión en boca de pez sobre la contusión. Apertura por planos, se aprecia cornada con trayecto ascendente de unos 10 centímetros que interesa aductor y recto interno del cuádriceps. Se realiza Friedrich de los bordes y tejido celular subcutáneo. No se aprecian lesiones vasculo-nerviosas ni otros trayectos».

[us_grid img_size=»medium» post_type=»attachment» items_quantity=»» images=»18449,18450,18451,18452,18453,18454,18455,18456,18457″ type=»masonry» orderby=»post__in» items_gap=»4px» columns=»6″ items_layout=»gallery_default» overriding_link=»popup_post_image» breakpoint_1_cols=»6″ breakpoint_2_width=»768px» breakpoint_3_width=»480px» breakpoint_2_cols=»4″ breakpoint_3_cols=»2″]